10.1.1. Jamaica
10.1.1.1. Historia del sistema sanitario
En 1921 el gobierno de Jamaica ya destinaba al gasto sanitario el 10% del presupuesto nacional. En 1966 el gobierno de Jamaica estableció un servicio nacional de salud llamado “National Insurance Scheme". A finales de los años sesenta y principio de los setenta la modernización de los cuidados médicos modernos supuso un aumento en el coste de los servicios sanitarios. La mayoría de los jamaicanos no podían permitirse el acceso al servicio sanitario y esto tuvo severas consecuencias sobre la economía de la nación. A causa de las enfermedades se perdían muchas horas de trabajo lo que forzó el debate sobre la importancia de la salud en el desarrollo socio-económico del país. Para contrastar el declino al acceso sanitario se hizo necesario integrar el servicio sanitario al presupuesto nacional y de hecho, en los años setenta los servicios sanitarios de prevención se difundieron rápidamente gracias al incremento del presupuesto.
En 1974 el Ministry of Health and Environmental Control (Ministerio de Salud y Medioambiente) envió al parlamento la propuesta de un servicio sanitario nacional llamado “Medicare for Jamaica”. En el documento se identificaban las enfermedades más comunes en Jamaica y se revisaban los principales factores que motivaban le ejecución de un programa sanitario.
Resultó evidente la necesidad de organizar un servicio sanitario que garantizara la accesibilidad de todos los ciudadanos a servicios médicos adecuados en caso de necesidad. Desafortunadamente la propuesta no fue adoptada y pasaron muchos años durante los cuales diferentes gobiernos intentaron encontrar una solución viable a un problema siempre mayor
La evaluación de los factores arriba mencionados evidenció la necesidad de organizar un servicio sanitario que garantizara la accesibilidad de todos los ciudadanos a servicios médicos adecuados en caso de necesidad. Desafortunadamente la propuesta no fue adoptada y pasaron muchos años durante los cuales diferentes gobiernos intentaron encontrar una solución viable a un problema siempre mayor.
Con la primera crisis financiera de principio de los años ochenta hubo recortes importantes que llevaron a numerosos despidos en el Ministerio de Salud, a la reintroducción de tasas en los hospitales y a la conversión de los hospitales rurales en centros de salud.
Los principales hospitales públicos eran: Kingston Public Hospital, University Hospital en Mona, Cornwall Regional Hospital en Montego Bay y Mandeville Hospital.
En 1985 los hospitales públicos ofrecían en total 5.700 camas, casi el 10 % menos de las que ofrecían en el año 1980 (6.300 camas).
Existían también 6 hospitales privados, que a mitad del 1980 ofrecían unas 300 camas. Los hospitales privados eran en general pequeños, caros y afiliados a organizaciones religiosas.
Los centros de salud se dividían en tres categorías:
· Los que ofrecían solo una comadrona y dos auxiliares
· Los que además ofrecían una enfermera de salud pública y un inspector público
· Los que además ofrecían una enfermera y un médico
Existían centros de asistencia de salud a la comunidad (a los que se restó importancia a partir de los años 80) que educaban sobre conceptos básicos como la nutrición, la cura de los niños, la planificación familiar y los primeros auxilios.
Las enfermeras de salud pública dirigían consultas sobre embarazos, se ocupaban de las vacunaciones y visitaban escuelas y hogares.
Los inspectores de salud pública se ocupaban de las condiciones higiénicas de la comida, se aseguraban que los mataderos y las tiendas estuviesen limpios y eran responsables del control de los mosquitos, fuente de la mayoría de las enfermedades tropicales.
Las enfermedades tropicales fueron reducidas gracias a programas de inmunización y de control de los mosquitos.
Eso permitió eliminar la mortalidad por fiebre amarilla, malaria, dengue, fiebre tifoidea, tos ferina, poliomielitis y otras enfermedades de la infancia.
En 1985 las enfermedades más comunes eran gastroenteritis (debida a malnutrición), sarampión, enfermedades venéreas (en particular la gonorrea), tuberculosis, hepatitis, leptospirosis (trasmitida por animales) y una pequeña cantidad de casos no mortales de malaria, tifo y dengue.
En 1987 se reportaron 18 casos de SIDA en la isla y otros 150 casos de personas seropositivas. Se dieron también, en el mismo año, muchos casos de lepra. Otro problema sanitario importante eran los trastornos metales, en particular la esquizofrenia.
Para hacer frente a las crecientes necesidades de atención sanitaria el Ministro de Salud empleó a 5.500 personas a mediados de los años 80, pero, los recortes del estado obligaron a reducir esa cifra.
En la isla no había suficientes médicos para llegar a los niveles recomendados por la PAHO (Pan American Health Organization). Había solo 1 médico cada 5.240 habitantes cuando la PAHO recomendaba 1 médico cada 910 habitantes.
La presencia de los dentistas era todavía más crítica: 1 cada 20.000 habitantes, lejos de la proporción de 1 dentista cada 2.857 habitantes recomendada por la PAHO.
Encima muchos doctores, y otros profesionales jamaicanos, emigraban para obtener salarios más altos fuera de la isla. La presencia de enfermeras, sin embargo, por cuanto fuese más baja de lo recomendado (1 cada 1.172 habitantes en vez que 1 cada 769 habitantes), era de la más altas en América Latina.
Fuentes: http://www.photius.com
http://www.everyculture.com/Ja-Ma/Jamaica.html
http://www.nhf.org.jm
http: www.medicalassnjamaica.com

http://www.mspsi.es

http:www.eclac.org 10.1.1.2. Resumen por puntos del sistema sanitario Jamaicano según la Organización Panamericana de la Salud
Reforma del sector salud: Los elementos principales del proceso de reforma son la descentralización e integración de los servicios; la reestructuración del Ministerio de Salud a nivel central; la promoción de normas de aseguramiento de la calidad; la ampliación de las opciones de financiamiento, y la creación de asociaciones con los sectores privados.
Desarrollo de legislación: Varias leyes fueron aprobadas en 1997: la Ley sobre los Servicios Nacionales de Salud, la Ley de Descentralización de la Administración Sanitaria, la Ley de Hospitales y la Ley de Salud Mental. En lo que se refiere al aseguramiento de la calidad, se hizo modificaciones a las leyes que regían el ejercicio de la asistencia sanitaria de diversos profesionales y se exigió el registro de otros grupos. La promoción de la responsabilidad individual por la salud fue apoyada por la Ley del Cinturón de Seguridad (1999). Tres nuevos reglamentos bajo la Ley de Salud Pública se sancionaron en 2000, entre ellos el establecimiento de venta de alimentos y servicios de turismo.
Descentralización de los servicios de salud: El Ministerio de Salud se divide en dos áreas principales administrativa y de servicios técnicos. El Secretario Permanente se encarga de los recursos humanos mientras el Médico Principal se encarga de los servicios técnicos. La descentralización de los servicios de salud se inició en 1997, con la creación de Autoridades Sanitarias Regionales. Algunas funciones administrativas del poder central retornaron a las autoridades regionales.
Participación privada en el sistema de salud: Atención de salud privada esta proporcionado por médicos y especialistas, y por laboratorios, farmacias y hospitales. Las organizaciones no gubernamentales también prestan atención de salud ambulatoria dirigidos a los segmentos más pobres de la población.
Modalidades del seguro de salud: Hay sólo un proveedor especializado que ofrece planes individuales y colectivos. Las compañías que venden seguros de vida también ofrecen planes de seguros colectivos de salud. Las diferencias por quintil de consumo existen, variando de casi ninguna cobertura en el quintil más pobre (0,4 %) pero aumentando en forma constantemente con cada quintil sucesivo, hasta un máximo de 33 % en el quintil más rico. Los niveles de cobertura de las personas 60 y más años de edad son significativamente menores que los de las personas más jóvenes.
Organización de las acciones de regulación sanitaria: El Ministerio de Salud estableció la División de Normas y Reglamentos en 1999. Entre las funciones principales de la División se formulan normas para los centros de maternidad y el personal de los hogares de adultos mayores. Se prepararon protocolos para el manejo de las enfermedades crónicas basadas en criterios establecidos destinadas a evaluar las competencias de los profesionales de salud en el manejo de las emergencias obstétricas graves. El Consejo de Química se encarga de vigilar que los medicamentos y otros productos químicos se elaboren de acuerdo con las normas. La Unidad de Salud Ambiental se ajusta a las normas químicas y biológicas internacionales sobre la inocuidad de los alimentos, el agua y las aguas servidas. El manejo de los desechos está bajo la jurisdicción del Ministerio de Gobierno Local. El Consejo de Plaguicidas es responsable de reducir al mínimo los efectos adversos de los plaguicidas sobre la salud humana y el medio ambiente.
Organización de los servicios de salud pública: La estrategia para la promoción de la salud se centra en la modificación del modo de vida. El programa de VIH/ITS se concentra en la vigilancia, el control de las ITS, la comunicación para el cambio de comportamientos, pruebas de laboratorio, investigación, vigilancia y evaluación.
Vigilancia epidemiológica: Para la vigilancia de enfermedades transmisibles se usan sistemas activos y pasivos. En 1999, el Sistema Jamaiquino de Vigilancia de Lesiones se estableció en los departamentos de urgencia y accidentes, y cuenta con sistemas de información computadorizados. Proyectos especiales incluyen el sistema de vigilancia centinela efectuado por médicos y la encuesta para meningitis bacteriana invasiva, septicemia y neumonía en niños. Los laboratorios de salud pública, entre ellos el Laboratorio Nacional de Salud Pública, suministran servicios de prueba para los hospitales públicos.
Fuente: http://www.paho.org/Spanish/DD/AIS/cp_388.htm
10.1.1.3. Actualidad
El Ministerio de Salud (Ministry of Health - MOH) tiene como objetivo asegurar la prestación de un servicio sanitario de calidad y promover un estilo de vida saludable además de prácticas de respeto medioambiental. Su eslogan es: “Healthy People, Healthy Environment” y aspira a garantizar un acceso a un sistema sanitario de calidad a cada persona y a un precio razonable, tomando en cuenta las necesidades de los sectores más vulnerables de la población.
EL MOH trabaja con planes estratégicos de 5 años.
En Abril 2006 entró en vigor un nuevo plan que va a guiar las actuaciones del ministerio hasta 2010.
Las prioridades se establecen en base a las necesidades sanitarias nacionales y en base al los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas (Millennium Development Goals - MDGs) cuyos ocho puntos clave son:
Erradicar la pobreza extrema y el hambre
Lograr la enseñanza primaria universal
Promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer
Reducir la mortalidad infantil
Mejorar la salud materna
Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades
Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente
Fomentar una asociación mundial para el desarrollo
Entre las prioridades en Jamaica destacan: la necesidad de controlar la difusión del SIDA/VIH, la mejora de la salud materna e infantil con el objetivo de reducir la mortalidad y la aplicación de una política de vida saludable.
La estrategia empleada pasa por educar a la gente a ser consciente de los riesgos y de las consecuencias de prácticas de vida no saludables, a ser responsables de su propia salud y a tomar decisiones de forma consciente.

Durante la Cumbre del Milenio 2010, que se desarrolló entre los días 20 y 22 de Septiembre en la ciudad de Nueva York, las principales autoridades de los países del mundo presentaron sus avances hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Jamaica en su declaración (www.un.org/es/mdg/summit2010/) citó entre los obstáculos al cumplimiento de las metas del Milenio el crimen organizado y la violencia que aumentan proporcionalmente a la pobreza, apeló a la necesidad de una mayor consideración hacía las economías pequeñas y vulnerables como Jamaica donde un huracán o una caída en el sector turístico pueden devastar una economía que depende en el 60% del turismo.
El primer ministro Bruce Holding declaró haber avanzado mucho en el conseguimiento del 6º objetivo, al haber conseguido reducir la tasa de infección por SIDA/VIH y al haber mejorado el acceso a las medicinas retrovirales. Sin embrago denunció que estos avances están en riesgo porque, al haber sido recientemente clasificada como “middle-income country” (país de ingresos medidos), Jamaica ya no tiene derecho a la financiación para el desarrollo del Global Fund.

Fuente: http://www.moh.gov.jm

El sistema sanitario en Jamaica es gratuito.
El 1 de abril de 2008 el gobierno del Jamaica Labour party abolió las cuotas a los usuarios (User Fees) para acceder al sistema de salud público.
Las cuotas a los usuarios se introdujeron para que la gente contribuyera a los gastos del servicio sanitario, sin embargo cubrían solo una pequeña parte del coste real del sistema.
Las personas pagaban cuotas simbólicas para las consultas médicas, los servicios de diagnostico, la admisión en hospitales, las operaciones, las medicaciones, la fisioterapia, las ambulancias y la atención materna. Sin embargo el pago no era obligatorio y no se negaba asistencia a quién no podía permitirse el pago.

Actualmente, dos años después de la abolición de las cuotas a los usuarios, hay un debate abierto en el país entre quién apoya su abolición y quién critica esta medida sosteniendo que el gobierno no ha sabido organizar una financiación adecuada y, por lo tanto, paradójicamente ha empeorado la situación para las personas más desfavorecidas.
Hay quien denuncia que el estado en el ejercicio fiscal 2009/2010 ha dedicado a la salud solo el 5.3% de su presupuesto anual. (http://www.jm.undp.org/files/GOJ%20National%20Report%20to%20UNAMR-Final.pdf).
Según los detractores, el bajo presupuesto junto a la abolición de las cuotas ha debilitado ulteriormente el sistema sanitario que está amenazado por la extrema escasez de profesionales sanitarios, en especial de enfermeras, doctores y farmacéuticos.
Las listas de espera en todos los servicios son largas, incluso las personas con “prioridad” en las listas de espera para operaciones quirúrgicas tienen que esperar plazos que pueden alargarse varios meses.
Hay casos de pacientes hospitalizados cuyos familiares tienen que llevar las medicinas necesarias porque no están disponibles en las farmacias de los hospitales.
Pacientes con enfermedades crónicas se encuentran a veces sin su medicación porque las farmacias han acabado las existencias.
En estos casos la gente está obligada a comprar las medicinas en centros privados a precios muy altos o a acudir a los centros de salud gratuitos de las misiones.
Otro problema es la escasa difusión de hospitales en las zonas rurales. Las personas tienen que desplazarse para llegar a los hospitales más cercanos, eso supone gastos extraordinarios tanto para el desplazamiento como para el tiempo invertido en las esperas de las consultas (lo que obliga a no acudir al trabajo durante el día entero, con la consecuente pérdida de sueldo).

Sin embargo el ministro de salud Rudyard Spencer apoya la abolición de las cuotas a los usuarios que, según su opinión, constituyen una barrera al acceso al servicio sanitario.
La mayoría de los jamaicanos utilizan los servicios sanitarios de atención primaria con visitas a los centros sanitarios que han subido en el primer año desde la abolición de las cuotas en un 16,3% y en el segundo año un 7,8%.
Las visitas a urgencia subieron un 14% el primer año y disminuyeron un 0,4% el segundo año.
Las visitas a las farmacias subieron un 10% el primer año y un 15% en el segundo año.
Miles de jamaicanos que utilizan el servicio público de salud ahorraron más de 4.000 millones de dólares en los dos años.
Estos son algunos de los datos que expuso el ministro en su intervención parlamentaria de septiembre 2010 para demostrar la eficacia de la abolición de las cuotas sanitarias.
Reconoció la dificultad de atraer y retener personal sanitario, en particular en el servicio de atención primaria y en las zonas rurales y aseguró que el gobierno sigue trabajando para fomentar la formación.
En marzo 2010 se abrió el Lionel Town Campus donde empezaron a formar 22 técnicos farmacéuticos y 22 técnicos de diálisis.
Este año va a empezar un programa anual de formación para 60 inspectores y 230 auxiliares sanitarios. Hubo también una delegación que visitó Cuba en junio para contratar a personal sanitario adicional. Jamaica y Cuba firmaron un acuerdo bilateral para formar a personal sanitario y suministrar trabajadores sanitarios en el sector local, según ese acuerdo quedaban por contratar 51 trabajadores así que se contrataron 51 enfermeras, de las cuales 23 para la atención primaria.
Actualmente el ministro está decidido a mejorar el servicio de atención primaria ya que en los decenios anteriores los recursos se dedicaron principalmente a la atención secundaria.
Con los recursos del Nacional Health Fund y del Jamaica Social Investment Fund se están rehabilitando las clínicas y los centros de salud.
Los tiempos de espera en la atención secundaria siguen siendo largos pero está previsto reducirlos a través de la mejora del servicio de atención primaria.




10.1.2. Sudáfrica
A partir de las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica en 1994, se comenzó a desmantelar el sistema racista de salud. Con anterioridad a esa fecha, los hospitales eran asignados a un grupo étnico específico y la mayoría de ellos estaban concentrados en las zonas pobladas por blancos. Con 14 departamentos de salud distintos, el sistema se caracterizó por su fragmentación y duplicación. No existía una intención auténtica de brindar un cuidado primario de la salud a la mayoría de la población y el sector de salud se centraba básicamente alrededor de los hospitales. Las personas que vivían en áreas rurales tenían que recorrer grandes distancias para recibir atención médica.
En años recientes, el sector de la salud ha sido objeto de un gran cambio para hacerlo más equitativo y accesible para los necesitados. Se está desarrollando un sistema de salud en base a distritos, para asegurar un control a nivel local de los servicios de salud pública, y para estandarizar y coordinar los servicios básicos en todo el país con el fin de asegurar que el cuidado de la salud sea accesible a toda la población.
Sudáfrica actualmente está dividido en 42 regiones y 162 distritos de salud. Se está implementando una nueva estructura administrativa, bajo la cual las clínicas de cuidado primario de la salud operarán con el apoyo de las autoridades de distrito, mientras que los hospitales quedarán bajo el control de las autoridades provinciales.
Sudáfrica fue admitida en la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 7 de agosto de 1947. Las funciones de la OMS en el país se han desarrollado teniendo como base el equilibrio entre las necesidades sanitarias del país, y el análisis del contexto socioeconómico y político.
La OMS se centra en cinco áreas de actuación en Sudáfrica:
· Fortalecer los sistemas y las políticas sanitarias para minimizar las desigualdades en cuanto al acceso para los pobres y los desprotegidos.
· Reducir la mortalidad infantil y materna y promover un comportamiento sexual responsable y saludable.
· Combatir el VIH y el SIDA, la tuberculosis y la malaria.
· Prevenir y reducir las enfermedades, la discapacidad y las muertes a causa de las malas condiciones, los accidentes y la violencia.
· Fortalecer los sistemas de vigilancia para promover la prevención de enfermedades contagiosas y no contagiosas y su impacto en la salud de los pobres y desprotegidos.
El ministerio de sanidad publicó el White Paper for the Transformation of the Health System in South Africa en 1997. El objetivo era trazar una serie de políticas y principios en los que se basaría un sistema sanitario unificado. Se estableció un comité para desarrollar el sistema nacional de información sanitaria para Sudáfrica, que sería el sistema de referencia.
En el siguiente enlace se encuentra la versión original y por tanto en inglés del National Health Act 2004, documento en el que se detallan todas las regulaciones sobre la salud en Sudáfrica: http://www.info.gov.za/view/DownloadFileAction?id=68039
Fuentes:http://www.southafrica.info/about/health/health.htm
http://www.mediaclubsouthafrica.com/index.php?option=com_content&view=article&id=102:healthcare&catid=34:developmentbg




10.1.3. Australia
10.1.3.1. Breve resumen de la historia de la Seguridad Social en Australia
El sistema nacional de seguridad social australiano alcanzó su centenario en Junio del 2008. Cien años antes, el Parlamento de el nuevo creado Commonwealth de Australia promulgó la legislación estableciendo una pensión para personas mayores para que surtiera efecto el año siguiente. La pensión se reemplazó a provisiones similares que habían sido implementadas en tres estados.
El sistema de la seguridad social ha crecido desde entonces a ser parte integral de la asistencia de los individuos y familias australianos. Hoy en día, la seguridad social es de gran alcance y compleja. Directamente afecta a una gran mayoría de australianos en cualquier momento y a cada australiano en algún momento de su vida. Posee impactos substanciales en la economía; el desembolso como convencionalmente se considera la seguridad social en Australia (una definición limitada por estándares internacionales) representa el seis por ciento del producto interior bruto y cuentas de entre una quinta y un cuarta parte de presupuesto del Commonwealth.
La formación del Centrelink se lanzó un 24 de Septiembre de 1997 por el Primer Ministro Australiano, John Howard. Esta organización se estableció como resultado de la reestructuración del Departamento de Seguridad Social (DSS), del Departamento de Educación, Aprendizaje y asuntos de Juventud (DEJA), de los Centros de Asistencia a Estudiantes y del Servicio de Empleo del Commonwealth (SEC). Hoy en día, Centrelink proporciona un amplia gama de servicios al Commonwealth para la comunidad Australia. Además se hace responsable del Ministerio de Servicios Humanos y parte de la cartera de los Servicios Humanos. El director de Centrelink se llama Sr. Crolyn Hogg.
Fuentes:http://www.centrelink.gov.au/internet/internet.nsf/about_us/index.htm
http://www.accessmylibrary.com/article-1G1-197929821/history-social-security-australia.html
10.1.3.2. Composición de la Seguridad Social
La seguridad social se basa en pagos que se establecen bajo el Acto de Seguridad Social y el Acto de la Asistencia al Estudiante. Dentro de ello, existen distintos tipos de ingresos:
· El Abstudy ofrece un gran prestación para ayudar a estudiantes indígenas y aprendices nuevos.
· Las pensiones para gente que plantea jubilarse o para quién ya esté jubilado.
· La ayuda a los niños aislados- para las familias con niños que no pueden ir al colegio por la distancia o por que tienen necesidades especiales.
· El pago de Austudy – para estudiantes a tiempo completo y aprendices nuevos que tengan 25 o más años.
· La ayuda a los cuidadores – para personas que cuidan menores de edad entre 16 y 17 años y adultos mayores de 18 años con discapacidad.
· Ayuda a cuidadores de niños – para las personas que cuidan a niños menores de 16 años con discapacidad.
· Pensión por discapacidad – para las personas que no son capaces de trabajar durante dos años por una enfermedad, lesión o discapacidad.
· Pensión de orfandad – para personas que están criando niños que han perdido ambos padres.
· La ayuda a los que comienzan de nuevo – para personas que están buscando empleo.
· Pago por Maternidad –para ayudar estos costes extras después de dar a luz.
· Pago por Paternidad – para padres o tutores que ayudan con el coste de criar niños
· El beneficio especial- para personas que están pasando una etapa financiera difícil y no tiene la forma de financiarse ellos mismos y no tienen derecho a otro tipo de pagos.
· La ayuda a la juventud – para aquellos estudiantes a tiempo completo o aprendices con edades entre 15 (bajo alguna circunstancia) de 16 a 24 y personas que tengan menos de 21 años que están asumiendo la búsqueda de trabajo o una combinación de actividades aprobadas.
· Otros pagos adicionales: asistencia de alquiler, farmacéutica, telefónica y de suplemento de la educación.

También existen otros tipos de pagos bajos el Sistema de nueves tasas (La asistencia familiar: 1- los benéficos de tasas Familiar, 2- El bono de maternidad, y 3- Atención a los niños.
Concesión de tarjetas:
Las siguientes concesiones de tarjetas se expiden gracias a Centrelink:
La tarjeta sanitaria da derecho al titular al programa de prestaciones farmacéuticas (PBS- Pharmaceutical Benefits Scheme) de los medicamentos al tipo de concesión. También la tarjeta posee de beneficios secundarios como el precio del transporte público más barato en algunos estados.
La tarjeta Sanitaria Commonwealth – para personas de la tercer edad.
La tarjeta de pensionistas – ofrece beneficios adicionales a los pensiones el cuál incluye las tasas de transporte (en algunas zonas), y un número de viajes por tren gratis dentro del estado del titular.
Hospitales psiquiátricos y las prisiones:
Las personas que permanecen en la cárcel o están en una institución psiquiátrica no tienen derecho a recibir beneficios durante la duración de encarcelamiento o admisión. Las ayudas se reanudarán con el alta o la excarcelación.
Revisión de las decisiones de la seguridad social:
-Revisión interna
-Revisión externa
Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Social_Security_(Australia)
10.1.3.3. Breve introducción al Sistema Sanitario Australiano
El sistema sanitario australiano es mundialmente reconocido por su eficacia. Se trata de una mezcla de profesionales de la salud pública con los de la salud privada y una gama de mecanismos financiadores y reguladores entre los que están el gobierno nacional australiano, los gobiernos estatales y territoriales, las organizaciones sin ánimo de lucro y las asociaciones de voluntarios.
En ese sentido el sistema sanitario público en Australia es comparable a cualquier país europeo, con personal cualificado y hospitales desarrollados. Cualquier ciudadano australiano tiene derecho a un seguridad social gratis, pero existen también mucha oferta de médicos privados. Por eso, los ciudadanos que ganen más de 40.000 dólares australianos están obligados a contratar un seguro médico privado.
Sin embargo, los especialistas no son gratuitos como en España, ya que no lo cubre la seguridad social. El servicio suele ser rápido y eficiente, con un trato amable. En cualquier caso, es recomendable contratar un seguro médico para evitar cualquier sorpresa.
Fuente:http://www.australiaenred.com/content/guia_paises/australia/sanidad/22
10.1.3.4. Organismos competenciales de la sanidad australiana
1-Organismos estatales
El Medicare Australia es el responsable de administrar la sanidad universal basada en Medicare que proporcionar subsidios para los servicios sanitarios. Primeramente concierne el pago de médicos y el equipo de enfermería, y la financiación de hospitales públicos.
El Programa de Prestaciones Farmacéuticas proporciona medicamentos subvencionados a los pacientes. El nivel del subsidio depende de las pruebas. Las personas con bajos ingresos podrían recibir una tarjeta que les promocionaría el derecho como titulares a medicinas más baratas bajo el PPF. El Programa Nacional de Inmunización (inmunización gratis por el Gobierno Federal); el Registro de Donación de órganos Australiano, un registro nacional que registra aquellos que eligen ser donantes de órganos.
La Administración de Productos Terapéuticos es el organismo regulatorio de las medicinas y las aparatos médicos en Australia. En las fronteras el Servicio de Inspección y de Cuarentena Australiana se encarga de mantener un estatus de salud favorable minimizando riesgos de beneficios y personas que entran al país.
El Instituto Australiano de Salud y Bienestar es la agencia nacional de Australia de la salud y las estadísticas de bienestar e información. Su bienal publicación La salud de Australia es un recurso clave de información nacional en el ámbito sanitario. El Instituto publica más de 140 informes al año tocando varios aspectos de la salud y el bienestar en Australia.
2-Programas del Estado
Hospitales públicos
Cada estado es responsable de la operación de los Hospitales públicos. Hay que decir que también existen hospitales privados.
Iniciativas sanitarias
El estado basado en proyectos establece dirigir problemas específicos como programas sobre el cáncer de mama, programas de jóvenes indígenas o atención sanitaria dental en colegios.
3- ONGs
La Cruz Roja Australiana recoge donaciones de sangre y se las proporciona a los Usuarios del sistema sanitario Australiano. Otros sistemas como la representación óptica a menudo se proporción por las corporaciones privadas, pero los pacientes pueden aclamar al gobierno si son cubiertas por los Programas de beneficio Medicare.
Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Health_care_in_Australia




10.1.4. Pakistán
En 1992 unos 35 millones de paquistaníes, o un 30 por ciento de población, no podían permitirse una alimentación adecuada nutritiva o no podían acceder a artículos alimenticios en absoluto. De estos, 24.3 millones vivían en zonas rurales, con un tercio de la población nacional, la cual tuvo una tasa de pobreza del 26 por ciento.
Entre 1995 y 1991, alrededor del 85 por ciento de los residentes rurales y el 100 por ciento de la población urbana, tenia acceso a algún tipo de atención sanitaria occidental o biomédica, pero 12.9 millones de personas no tenían acceso a servicios de salud. Sólo el 45 por ciento de la población rural tenía agua potable, en comparación con el 80 por ciento de los habitantes de las ciudades, dejando un 55 por ciento sin agua potable. También en el mismo período, sólo el 10 por ciento de los residentes rurales tenían acceso a servicios sanitarios modernos mientras que el 55 por ciento, un total de 94.9 millones de personas, carecían de instalaciones sanitarias.
En la década de 1990, las principales causas de mortalidad fueron la gastroenteritis, infecciones respiratorias, anomalías congénitas, tuberculosis, malaria y fiebre tifoidea. Las enfermedades gastrointestinales, parasitarias y respiratorias, así como la malnutrición, han contribuido sustancialmente a la mortalidad. La incidencia de las enfermedades infantiles contagiosas fue alta; el sarampión, la difteria y la tos ferina se cobraron importantes entre los niños menores de cinco años. A pesar de la pobreza en las zonas urbanas, estos también sufriendo de estas enfermedades, aunque en las zonas rurales fueron las principales víctimas.
A pesar de estos hechos desalentadores, ha habido una mejora significativa en algunos indicadores de salud, a pesar del crecimiento de la población entre 1955 y 1960, y entre 1985 y 1990 con un 130 por ciento, y el aumento de 50 millones de dólares en 1960 a 123.400.000 en 1993. Por ejemplo, en 1960 solo el 25 por ciento de la población tenía supuestamente agua potable (en comparación con el 56 por ciento en 1992). Además, la esperanza media de vida al nacer era de 43.1 años en 1960 y en 1992 había llegado a 58.3 años.
La planificación nacional de salud se inició con el Segundo Plan Quinquenal (1960-65) y continuó durante el Octavo Plan Quinquenal (1993-98). La prestación de atención sanitaria a la población rural ha sido una prioridad declarada, pero los esfuerzos para proporcionar dichos servicios siguen siendo obstaculizados en las clínicas rurales.
En la década de 1970, se desarrolla un sistema descentralizado para prestar atención primaria para una población de 6.000 a 10.000 personas; centros rurales de salud que ofrecen apoyo emocional y otros servicios más amplios a las unidades locales, y las unidades básicas y centros de salud, pueden ahora derivar sus pacientes a los grandes hospitales urbanos.
En la década de 1990, la orientación del sistema médico del país, incluida la educación médica, favorecen a la élite. Ha habido un auge notable en las clínicas y hospitales privados desde finales de 1080 y el deterioro correspondiente, desafortunado en los servicios prestados por los hospitales nacionalizados. En 1992 sólo había un médico para cada 2.127 personas, una enfermera para cada 6.626 personas, y sólo un hospital para cada 131.274 personas. Sólo había un dentista por cada 67.757 personas.
La biomedicina del sector público no es la forma indígena de tratamiento médico en Pakistán: Unani Tibb (palabra árabe para definir la medicina griega) o también llamada Islami-Tibb, medicina galénica expandida por los eruditos musulmanes. Son tratamientos a base de plantas que se utilizan para equilibrar los humores corporales. Sus profesionales, hakims, son entrenados en escuelas de medicina u obtienen esta habilidad de generación en generación. Algunos remedios fabricados por estos se encuentran en algunas farmacias. La homeopatía, considerada por algunos “la medicina occidental del hombre pobre”, también se enseña y se practica en Pakistán. Algunas formas de curación religiosa son también comunes: curación profética, se basa en gran medida en el hadiz del Profeta, relativas a la higiene y a la salud física y moral, y se utilizan tratamientos simples, tales como la miel, algunas hierbas y la oración. El uso del tawiz, amuletos que contienen versículos del Corán, o la intervención de un pir, vivos o muertos, es generalmente tomado como base para dirigir la fuerza curativa a la bendición de Dios a nadie frente a la incertidumbre o la angustia.




10.1.5. Nueva Zelanda
10.1.5.1. Breve resumen de la historia del sistema sanitario en Nueva Zelanda
Nueva Zelanda fue uno de los primeros países del mundo en contar con un sistema sanitario universal, que lleva en vigor desde la aprobación de la Social Security Act (Ley de la Seguridad Social) en 1938. Durante buena parte del siglo XX, el sistema sanitario neozelandés estuvo financiado íntegramente por fondos públicos, aunque la crisis de la década de los 70 hizo mermar los ingresos y el aumento del coste por hospital supuso la necesidad de realizar cambios estructurales. En 1991 se modificó el modelo de gestión y los hospitales pasaron a ser empresas, pero esta mejora de la productividad no se tradujo en mejoras en la atención. Por lo tanto, el cambio de gobierno de 1999 facilitó la recuperación de parte del control público sin eliminar la participación de entes privados, de modo que ahora se trata de un sistema mixto.
Fuentes: http://en.wikipedia.org/wiki/Health_care_in_New_Zealand
http://www.pnhp.org/news/2003/january/the_new_zealand_heal.php

10.1.5.2. Organismos competenciales de la sanidad en Nueva Zelanda
El Ministerio de Sanidad (Ministry of Health, en inglés; Manatū Hauora en maorí) es el órgano que gestiona la financiación del sistema sanitario, además de controlar la labor de los Comités Sanitarios de Distrito (District Health Boards) que son organizaciones sin ánimo de lucro que proporcionan los servicios sanitarios en la zona que tienen asignada. El Ministerio establece determinados objetivos a los DHB, de los cuales eligen en cuáles van a centrar su gestión. Dado que se trata de un sistema sanitario mixto, la gestión privada corre a cargo de Southern Cross Healthcare Group, organización que aúna entidades sanitarias sin ánimo de lucro y ofrece también seguros médicos y de viaje y pone hospitales privados a disposición de los pacientes. El servicio de urgencias lo proporciona la ONG St John’s New Zealand, que desde 1885 se dedica a atender a los pacientes que lo requieren inmediatamente. Asimismo, cuentan con líneas de emergencias, productos sanitarios y programas destinados a los jóvenes.
Fuentes: http://en.wikipedia.org/wiki/Southern_Cross_Healthcare_%28New_Zealand%29
http://en.wikipedia.org/wiki/Ministry_of_Health_%28New_Zealand%29
http://en.wikipedia.org/wiki/District_Health_Boards_%28New_Zealand%29
http://www.pnhp.org/news/2003/january/the_new_zealand_heal.php
http://en.wikipedia.org/wiki/St._John_New_Zealand